La prospectiva territorial al estar inmersa dentro del proceso de Ordenamiento Territorial, deberá ser flexible, participativa y estar articulada a las etapas del POD. Para ello, es indispensable contar con una fase preparatoria del proceso prospectivo como parte del alistamiento. Con este fin, se debe definir la metodología prospectiva a implementar para las etapas de formulación del POD, identificar claramente el enfoque prospectivo en cada una de éstas, cómo se llevará a cabo cada etapa, qué ejercicios se realizarán y cuáles serán los productos esperados, qué insumos son necesarios, qué resultados se necesitan alcanzar, quiénes harán parte de estos (responsables y participantes), en qué tiempo, bajo qué costos y cualquier otro tipo de información más detallada que se considere relevante.