La participación en la formulación de un POD se orienta hacia un proceso de diálogo integrador que se enriquece con tres (3) tipos de conocimientos y visiones:

En la fase de diagnóstico del POD se orienta a realizar una construcción integral y participativa de la región, que dé cuenta de las particularidades históricas y presentes de las áreas rurales, de las relaciones entre los sistemas de asentamientos humanos y sus entornos rurales, y de las relaciones funcionales supramunicipales del departamento, sus potencialidades y problemáticas. 

En la fase de formulación y discusión del POD, los objetivos son integrar diferentes visiones de diversos actores en la construcción colectiva de una apuesta regional de ordenamiento territorial y, la determinación de una visión y definición de apuestas territoriales.

En la fase de implementación el propósito es realizar seguimiento y control social a las decisiones adoptadas en el plan.